Cargando

Manicuri en la zona de strike

7 marzo, 2019 | Ricardo Valdivia

Conoce el porqué de que los receptores en el béisbol juegan en ocasiones con las uñas cubiertas en colores llamativos

Buster Posey, uno de los mejores catchers en la MLB y de los primeros en empezar a utilizar las uñas pintadas.
Buster Posey, uno de los mejores catchers en la MLB y de los primeros en empezar a utilizar las uñas pintadas. Foto: Foto tomada de planetearthandhumanity.blogspot

Un dedo, recta; dos, curva o slider; tres, slider o cambio; cuatro dedos y usualmente agitándolos, cambio; el índice y el meñique extendidos, splitter; el pulgar indicando hacia primera base, el lanzador se vira para sorprender al corredor. Ahí les fue un resumen del código de señas que utilizan los receptores para comunicarse con los pitchers. Claramente varía entre uno y otro, dependiendo de los recursos con que cuente.

Quizás así no luzca como algo muy complicado, pero a este código adiciónele la presión del juego, 40 mil personas gritando, muchas a favor, muchas en contra. Quizás un corredor en segunda base tratando de descifrar las señas del catcher, y desde tercera base, un coach rival, viejo y curtido en el juego de las bolas y los strikes, que se huele la jugada casi de atisbar un par de dedos. Esto sin contar que los equipos cuentan con individuos que desde las gradas y con binoculares y celular en mano informan de lo mínimo que pueda darle ventaja a la franquicia que los contrata. Entonces sí luce complicado el panorama para que el pitcher capte rápida y claramente las señas que envían desde al banco al jugador que defiende el home. Esto obliga a la dupla encargada de eliminar a los bateadores de cifrar aún más el antiguo código, y que el enmascarado tenga que dar mil y una señas para despistar a todos menos a su compañero.

No se tiene claro desde cuándo, pero hace ya algunas décadas que los receptores utilizan algún medio para resaltar sus uñas y estas sean más fáciles de percibir por los serpentineros. Cinta adhesiva, tanto blanca como de colores; corrector, ese que se utiliza para enmendar los errores cuando escribimos con bolígrafo —el cual es un dolor de cabeza quitar tras el partido, según los propios usuarios— y más recientemente, llamativos colores de pintura de uñas. Sí, pintura de uñas, y nada conservadoras: amarillo, verde fosforescente y anaranjado neón son las tonalidades que más de moda están entre los receptores en la MLB.

Fue el jugador canadiense Russell Martin, quien comenzó a popularizar el esmalte para uñas en la gran carpa. “Al principio solo usaba blanco. Solía usar corrector y tenía que retirarlo después de los juegos y era un desastre. Simplemente decidí usar un color que resaltara”. Estas fueron algunas de las declaraciones del entonces receptor de los New York Yankees en 2011. La “moda” comenzó a extenderse por todas las Ligas Mayores y renombrados receptores como Buster Posey y Jonathan Lucroy la adoptaron como suya. Fue cuestión de tiempo para que esta tendencia rebasara las fronteras norteamericanas y se expandiera a todo el mundo beisbolero. Dígase Asia, ligas caribeñas, Cuba, Australia, etc.

Sin embargo, los días de la pintura de uñas en las manos diestras de los catchers parecen estar contados. Hace unos años un par de jóvenes que jugaron béisbol desde pequeños hasta el nivel universitario, se propusieron hacerle la vida más fácil a los receptores. Fue así que Matt Flaherty y Nathan Passantino crearon Game Signs, una pequeña compañía que se dedica a crear stickers de colores vistosos. Son unas pequeñas pegatinas que se adhieren a las uñas y se retiran al concluir el encuentro, sin peligro de que se caigan antes, por rudo o desafiante que pueda resultar el juego. Sin dudas una solución simple para esta posición en el terreno que aparentemente, al igual que hizo la pintura, cubrirá con el paso del tiempo las uñas de los receptores en todo el mundo del béisbol. Aparentemente la acetona perdió su lugar en la MLB.

Nosotros

¿Qué hacemos?

Abordamos los más diversos temas deportivos, sin distinción de disciplinas ni público. Nuestra meta es complacer a todos los amantes de la actividad física.

¿Cómo contactarnos?
Mediante nuestro correo o nuestras redes sociales, haznos saber tus opiniones y preferencias. Es importante para nosotros hacerte llegar una publicación justo a tu medida.