Cargando

Números que no se escogen

1 febrero, 2019 | Ricardo Valdivia

Cada posición en el fútbolo americano cuenta con un rango de números que la distingue para la mejor identificación de los jugadores

Números en la NFL Foto:

Uno de los símbolos más identitarios del deporte en general son los números, los dorsales en las camisetas, que son tan representativos del atleta como su propio nombre. Desde que ganaran relevancia cuando comenzaron a usarlo en el béisbol, en 1916, los Cleveland Indians, los números han devenido una tarjeta de presentación para muchísimos atletas: el 11 de Germán Mesa, el 2 de Derek Jeter, el 10 de Maradona y el 12 de Tom Brady. Incluso se han convertido en parte de marcas de sus dueños, como es CR7 del mediático futbolista Cristiano Ronaldo.

Generalmente los dorsales son elegidos a gusto del atleta que lo va a portar. Los seleccionan basados en cábalas, al azar, porque juegan con ese número desde pequeños y luego lo continúan utilizando —como sucede en la Bundesliga alemana de fútbol— o porque simplemente es su número favorito.

En el fútbol americano, digamos que la cuestión se restringe un poco. Si tu número preferido es el 13 y juegas como center (C), tendrás que buscar otro número que te represente, pues los jugadores de esta posición tienen un rango determinado de dígitos donde escoger. Esta situación vale para cada posición o grupo de posiciones en el juego de las yardas.

El actual sistema de numeración en la National Football League (NFL) fue instituido en 1973 como medio para que los fanáticos, árbitros y anotadores, pudiesen identificar más fácilmente a los jugadores en el terreno por su posición. En aquel entonces, a los atletas a los que atrapó el nuevo reglamento con números fuera del rango, se les aplicó la ley del abuelo, o sea, pudieron continuar usando su dorsal hasta su retiro. Algo similar a lo que sucedió con el lanzador panameño de los New York Yankees, Mariano Rivera, quien llegó a fungir como el único jugador que usaba el 42 luego de que dicho dorsal fuese retirado en toda la liga como homenaje a Jackie Robinson.

Antes de 2004, a los wide receivers (WR) solo se les permitía utilizar del 80 al 89. Dicha postura cambió tiempo después, y se les adicionaron del 10 al 19, debido al gran número de jugadores de esta posición y de tight ends (TE) que ingresaban a la NFL. Otro caso de regulaciones referentes a la ampliación del diapasón de dorsales donde escoger es el de los linebackers (LB) quienes, cuando los rangos entre el 50 y el 59, y entre 90 y 99 estén tomados en su equipo, pueden utilizar cualquier otro del 40 al 49. Cabe agregar también que los números 00, 0 y 100 no están permitidos.

Existen casos de jugadores que han evadido la regla y han desarrollado toda su carrera con un dorsal “ilegal”. Por ejemplo, está el caso de Devin Hester, un WR de los Chicago Bears que utilizaba el 23, pues fue drafteado como cornerback (CB), posición que abandonó tras su año de novato. En ocasiones los propios jugadores piden a la NFL permiso para portar números fuera de su rango. En 2006, el running back de los New Orleans Saints, Reggie Bush, solicitó que se le permitiera juagar con el 5, dorsal que utilizaba en su equipo universitario, pero su petición fue denegada.

A pesar de que esta reglamentación se utiliza solo en la NFL, los jugadores, basados en sus aptitudes físicas y en la posición en la que juegan, comienzan a elegir su número con la mira puesta en tener un futuro en la liga profesional.

Rangos de números por posición en la NFL
Imagen: Ricardo Valdivia

Nosotros

¿Qué hacemos?

Abordamos los más diversos temas deportivos, sin distinción de disciplinas ni público. Nuestra meta es complacer a todos los amantes de la actividad física.

¿Cómo contactarnos?
Mediante nuestro correo o nuestras redes sociales, haznos saber tus opiniones y preferencias. Es importante para nosotros hacerte llegar una publicación justo a tu medida.