Cargando

Panamericanos de Invierno, el frío de la decepción

24 septiembre, 2019 | Alejandro M. Abadía Torres

Quizás muchos no sepan que el certámen de los juegos Panamericanos, ha intentado acoger deportes de invierno, evento que sólo se ha podido concretar una vez

Las Leñas, Argentina, fue el lugar donde se celebraron los únicos Panamericanos de invierno efectuados.
Panamericanos de invierno Foto: Foto original tomada de Juegos Panamericanos

Por estos días, la llama deportiva continental se detuvo en la capital de Perú, Lima, para acoger los XVIII Juegos Panamericanos de este año 2019. Las condiciones climáticas reportadas desde tierras peruanas indican bastante frío, en contraposición al calor al que estamos acostumbrados como caribeños y que ha sido tónica en ediciones anteriores. Lo cierto es que a pesar de las bajas temperaturas y que en la mayoría de los deportes los atletas compiten bien abrigados, todavía los Panamericanos de Lima se consideran como de verano, pero una vez no fue así.

Desde que comenzaran a celebrarse los primeros certámenes continentales, algunos países manifestaron su interés de desarrollar, también, una versión en la que se compita en modalidades de invierno, dada la presencia de naciones con las condiciones ideales para su práctica y el arraigo que esas disciplinas poseen dentro de sus fronteras.

La iniciativa debió comenzar en el año 1989 por Argentina, pero la escasez de nieve y la presión y exigencias de la comitiva de Estados Unidos provocó la suspensión de los mismos. Luego de un largo bregar, reuniones, contratiempos y varios etcéteras, el fuego deportivo quemó en medio del intenso frío argentino. La ciudad de Las Leñas, localidad de ese país sudamericano, fue la encargada de acoger a los ocho países participantes en los Primeros (y únicos) Juegos Panamericanos de Invierno, entre los días 16 y 22 de septiembre de 1990.

De nuevo las condiciones climáticas le jugaron una mala pasada al comité organizador, quien vio reducida su capacidad de desplegar los deportes comprendidos en el plan inicial, pero ante el fiasco que supondría suspender nuevamente los juegos, se decidió competir en cuatro modalidades, todas contempladas dentro del esquí alpino: Descenso; Slalom; Súper G y Slalom Gigante.

Estados Unidos, con cuatro de oro, dos de plata y cinco de bronce, dominó el medallero y junto a Canadá (2-4-1) se repartieron las medallas en disputa. Al tiempo que Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia y México se iban a casa sin preseas al cuello. Concluido el evento de los deportes fríos, la cita quedó pactada para tres años después en Santiago de Chile.

La capital chilena continuó “fiel” a su imposibilidad de organizar eventos continentales[1] y finalmente los Segundos Juegos Panamericanos de Invierno se vieron frustrados. Pero realmente la sede no fue quien dio el traspié. En esa ocasión, los estadounidenses volvieron a poner obstáculos y exigieron la presencia de todos los deportes contenidos dentro del calendario olímpico, pues su delegación debía prepararse para intervenir en la cita bajo de los cinco aros con bufandas y abrigos.

Hasta el momento no se ha producido ningún pronunciamiento referente a retomar la práctica de dichos deportes en esta área geográfica. El ideal invernal se derritió junto con las aspiraciones de miles de personas que ven en el esquí o el snowboard su forma de vida. Basta esperar si en algún momento se volverán a juntar ideas y acciones para retornar a la nieve en América sin tener que pasar el frío de la decepción.

[1] La edición de los Juegos Panamericanos de verano, correspondiente al año 1975 debió efectuarse en Chile, pero el gobierno del dictador Augusto Pinochet se negó a apoyar la organización con recursos económicos.

Nosotros

¿Qué hacemos?

Abordamos los más diversos temas deportivos, sin distinción de disciplinas ni público. Nuestra meta es complacer a todos los amantes de la actividad física.

¿Cómo contactarnos?
Mediante nuestro correo o nuestras redes sociales, haznos saber tus opiniones y preferencias. Es importante para nosotros hacerte llegar una publicación justo a tu medida.