Cargando

Un enano de Grandes Ligas

11 diciembre, 2019 | Alejandro M. Abadía Torres

Eddie Gaedel quedaría registrado en los archivos históricos como el jugador más pequeño en participar en un encuentro oficial de béisbol

Eddie Gaedel en su turno al bate en la MLB
Eddie Gaedel en su turno al bate en la MLB Foto: Tomada de christies.com

En el béisbol existen jugadores emblemáticos, de esos a los que la afición sigue y recuerda, a pesar de los años. Grandes lanzadores, grandes bateadores o grandes directores. Todo lo grandioso que haya pasado por estadio alguno será recordado siempre. Por el contrario, para cualquier fanático, pudiera resultar difícil inmortalizar a jugadores con efímeras carreras o actuaciones pequeñas, que no van más allá de las reflejadas sobre el papel.

Edward Carl Gaedel no cumplía con los estándares de calidad y mucho menos con los de tamaño al momento de consumir su primera vez al bate (y única) durante un partido de las llamadas Grandes Ligas, de Estados Unidos. Empero, Eddie Gaedel quedaría registrado en los archivos históricos como el jugador más pequeño en participar en un encuentro oficial de béisbol.

Con apenas tres pies y siete pulgadas de estatura (aproximadamente 1,13 m), y tras pasar la mayor parte de su adolescencia siendo objeto de burlas, logró terminar el bachillerato. Siempre con su talla como impedimento consiguió trabajo en circos, rodeos y como obrero para reparar los espacios pequeños en aviones de combate durante la Segunda Guerra Mundial.

Dentro de sus aspiraciones, Gaedel jamás contempló la práctica del deporte profesional como una opción, al menos no hasta agosto de 1951, luego de recibir una llamada de Bill Veeck. En ese entonces, Veeck fungía como propietario de los Browns de San Luis, una franquicia carente de jugadores de nivel y con escasa concurrencia de público a los juegos del equipo.

Ante un panorama tan adverso, Veeck ideó una estrategia para atraer el interés hacia su organización. Estaba planeando un partido especial para conmemorar el aniversario 50 de la Liga Americana y quería algo, o alguien, para que destacara. Aquella noche del 19 de agosto de 1951, el graderío del estadio Sportsman Park esperaba el inicio del choque entre los locales Browns de San Luis y los Tigres de Detroit para así contemplar el suceso tan divulgado por los anuncios de la época: “Un enano vestido de pelotero”.

Al momento de salir al terreno pudo verse a Eddie Gaedel portando el dorsal marcado con el número 1/8. Veeck había traspasado la línea entre deporte y entretenimiento en busca de mejores dividendos para su administración, poniendo en evidencia su carácter de “hombre espectáculo” o “showman” que disfrutaba realizando proezas de publicidad.

Sin experiencia sobre los terrenos, solo previa consulta de manuales de pelota, el diminuto personaje se paró en el home plate con la orientación de su mánager, Zack Taylor, de esperar la base por bolas. Con esa estatura su zona de strike era escasa y el pequeño bateador tenía grandes posibilidades de alcanzar la primera base libremente y así lo hizo. Los Browns enviaron a un corredor sustituto y la multitud, de pie, le regaló su ovación a Gaedel mientras este corría hacia el dogout.

Finalmente, Detroit ganó el desafío y así terminó la fugaz carrera deportiva de Gaedel, tan pequeña como él. Al siguiente día, el presidente de la Liga Americana, Will Harridge, anularía el contrato, acusando a Veeck de burlarse del juego con “tamaña payasada”. Luego de varias gestiones, la gerencia del equipo logró revocar la decisión y los libros de anotaciones recogieron la labor del protagonista de aquel acontecimiento, único en la historia de este deporte.

La fatídica noche del 18 de junio de 1961, el desempleado Gaedel caminaba de regreso a su casa proveniente de una bolera en Chicago, su ciudad natal, cuando fue seguido por unos asaltantes y golpeado hasta morir. Un final horrible para un hombre que fue víctima de su época, explotado hasta el final. No obstante, sus asesinos ignoraban que habían acabado con la vida de un enano de Grandes Ligas.

De mayor a menor, las estaturas récords en la historia de la MLB
Traje de Eddie comparado con el de otro jugador del equipo
Tomada de St. Louis Post-Dispatch

Nosotros

¿Qué hacemos?

Abordamos los más diversos temas deportivos, sin distinción de disciplinas ni público. Nuestra meta es complacer a todos los amantes de la actividad física.

¿Cómo contactarnos?
Mediante nuestro correo o nuestras redes sociales, haznos saber tus opiniones y preferencias. Es importante para nosotros hacerte llegar una publicación justo a tu medida.