Cargando

El primo del béisbol que nunca cruzó el charco

3 enero, 2019 | Enio Echezábal Acosta

El criquet es uno de los deportes con más seguidores en todo el mundo

Score_Cricket Foto: Score Magazine

El criquet es el segundo deporte más seguido del planeta, y se practica en 120 países. Al igual que el fútbol, tiene millones de fanáticos de diferentes edades y extracción social. Se puede jugar en prácticamente cualquier sitio, desde un parque hasta la propia calle.

Para encontrar sus orígenes oficiales y organizados, tendríamos que ir hasta el siglo XVII, época durante la cual tuvo lugar un auge de su práctica al sur del territorio británico. No obstante, la simiente real de este deporte no queda demasiado clara, hecho que ha dado lugar a la formulación de varias teorías al respecto.

La primera de ellas es que el criquet data de la Edad Media, cuando nació como resultado de juegos infantiles oriundos de las comunidades de Kent y Sussex. Otros dicen que viene del llamado creag, juego practicado por el príncipe Edward de Nawenden alrededor del año 1300.

Para el australiano Paul Campbell, profesor del Departamento de Inglés y Teatro de la Australian National University, de Camberra, no se puede descartar en su matriz la influencia flamenca. El catedrático ha encontrado referencias a los flamencos como reyes de los crekettes (especie de palos curvos que eran usados para pastorear) en un poema de John Skelton, publicado en 1533.

Lo cierto es que hacia finales del siglo XVIII ya este “juego” se había convertido en el deporte nacional de los ingleses. Precisamente en esa etapa está fechada la fundación del Marylebone Cricket Club (1787), institución deportiva también conocida como Lord’s, y que se encuentra entre las más antiguas de todo el mundo. A partir de la creación del club, fueron establecidas las reglas y se comenzaron a supervisar los partidos.

No fue hasta 1975, luego de la introducción de ciertas reformas, que se organizó la edición inaugural de la Copa del Mundo de Criquet, evento que tuvo lugar ―curiosamente― en los terrenos del mítico Marylebone.

Actualmente representa una enorme pasión para los aficionados de la mayoría de las naciones que forman parte de la Mancomunidad Británica, tales como Australia, Pakistán, India, Bangladesh, Sri Lanka y Nueva Zelanda.

Sachin Tendulkar (India)
Sachin Tendulkar, exjugador del equipo indio, reconocido como el mejor bateador de su generación. Foto: AFP
Mitch Johnson (Australia)
Mitch Johnson, jugador australiano, celebrando durante un encuentro internacional frente a la selección nacional de la India. Foto: Getty Images
Shahid Afridi (Pakistán)
Shahid Afridi, conocido como Boom Boom Afridi, es un jugador pakistaní. Posee el récord de 100 corridas en solo 37 pelotas. Foto: AFP
Brendon McCullum (Nueva Zelanda)
Brendon McCullum, uno de los mejores jugadores neozelandeses. Foto: Getty Images

El campeonato del orbe se celebra cada cuatro años y es organizado por el Consejo Internacional de Críquet (ICC, por sus siglas en inglés), organización que cuenta con 105 miembros.

Desde su fundación, los aussies han sido grandes dominadores, con un total de cinco coronas obtenidas en 1987, 1999, 2003, 2007 y 2015. A continuación, como máximos ganadores, les siguen los bicampeones hindúes (1983 y 2011) y la representación de Indias Occidentales (1975 y 1979). Por último, tanto pakistaníes (1996) como srilankeses (1992) han logrado también alzar el trofeo en al menos una ocasión.

Resulta muy particular que la figura del entrenador o director técnico, a la cual estamos acostumbrados del fútbol o el baloncesto, no haya sido incluida en este deporte hasta 1986 (400 años después de comenzar a jugarse). La cosa está en que el peso real de las decisiones sobre la cancha ha sido desde siempre una responsabilidad exclusiva del capitán, algo que con coach o no, es difícil que cambie a estas alturas.

Hechas las presentaciones, y relatada de forma breve su larga historia, vendría bien empezar a explicar, poco a poco, el a, b, c del criquet.

Jugador de criquet al bate
Jugador de criquet al bate. Tomada de ici.radio-canadadotca

De inicio, es bueno saber que, como pariente más o menos cercano del béisbol, se juega con un bate ―plano― y una pelota ―con núcleo de corcho, recubierta de cuerda, y con dos piezas semiesféricas de piel unidas por una tercera del mismo material―. Otro componente importante son los stumps, estacas de madera que se colocan detrás de los bateadores, a modo de diana.

Cada conjunto está formado por 11 integrantes, quienes se enfrentan a sus rivales en una superficie de hierba con forma ovalada, y un tamaño que regularmente es mayor que el de una cancha de fútbol. En el centro del campo se sitúa un rectángulo (pitch), en donde se concentra prácticamente todo el foco de atención.

Al principio de cada choque, los capitanes lanzan una moneda para decidir quién bateará y quién cubrirá. Igual que en el béisbol, los equipos se alternarán para atacar y defender, con la diferencia de que aquí generalmente hay una sola oportunidad (inning) para cada lado (en el test criquet ―variante más prolongada del juego– pueden ser hasta dos). Como es lógico, la escuadra que haya anotado más carreras al cierre de las dos entradas, se lleva la victoria.

Para anotar las carreras, el bateador deberá conectar el lanzamiento del boleador (algo así como el pítcher) y correr de un lado al otro del pitch tantas veces como pueda, antes de que los jardineros (fielders) u otro jugador regrese la pelota al rectángulo. Si el batazo excede los límites del óvalo luego de haber tocado el suelo, se le concede lo que se conoce como four (acción que equivale a cinco carreras). Sin embargo, el batazo más importante es el six (igual a seis anotaciones), el cual tiene lugar cuando la pelota sale de la cancha de aire (el homerun de toda la vida).

Para poner out a un jugador existen diferentes vías. Una donde el bowler (boleador) golpea los stumps con la bola; capturarla antes de que toque el suelo (caught); o regresando la bola al pitch antes de que el bateador complete su corrida (run out).

A la vez que el bateador es eliminado, debe abandonar el terreno y ser reemplazado por un compañero. Cuando todos los de un equipo quedan “fuera de circulación”, toca entonces a sus rivales comenzar su faena ofensiva en pos de superar la cantidad de carreras conseguida por sus oponentes.

Existen tres modalidades del criquet: el clásico one day criquet (cuya duración estimada imagino que no haga falta explicar); el test criquet, que tranquilamente puede extenderse a lo largo de cinco días; y finalmente, el más joven de todos, el Twenty 20 (T20) introducido en 2003 y que puede durar sobre las tres horas.

El T20 se juega de una forma más intensa, pues se distribuyen 120 bolas por lado, lo que equivale a que, cada seis lanzamientos, se declare un over, y que a los 20 overs se decrete el final del turno al bate para una escuadra. Este límite de bolas hace que cada toletero tenga menos chances de realizar una conexión, lo cual los obliga a asumir más riesgos con el objetivo de fabricar el máximo de anotaciones con menos swings. La creciente popularidad de este estilo de juego ha llevado a una expansión del criquet en el mundo entero.

Infografía Criquet
Infografía: Ricardo Valdivia

Nosotros

¿Qué hacemos?

Abordamos los más diversos temas deportivos, sin distinción de disciplinas ni público. Nuestra meta es complacer a todos los amantes de la actividad física.

¿Cómo contactarnos?
Mediante nuestro correo o nuestras redes sociales, haznos saber tus opiniones y preferencias. Es importante para nosotros hacerte llegar una publicación justo a tu medida.