Cargando

Jalando la bandera

31 marzo, 2019 | Ricardo Valdivia

El flag fútbol es una modalidad del fútbol americano muy dinámica que permite a los amantes de este deporte jugar sin contactos agresivos

flag football
flag football Foto:

Si se le preguntase a un estadounidense cuál es su deporte favorito, podría responder con varias disciplinas que gozan de popularidad en la tierra norteña: béisbol, basquetbol, lo que ellos llaman soccer que no es más que el fútbol de toda la vida, hockey y hasta lacrosse. Cualquiera de esos puede ser su deporte favorito, pero quien conozca de las importantes ligas del deporte norteamericano se preguntará, ¿y el juego de los cascos, de las grandes hombreras y los tipos rudos que se dan muchos golpes? El fútbol americano, para completar la respuesta de los vecinos del norte, no es su deporte favorito, sino su religión.

Como dijera el actor Alex Baldwin en la película Concussion, altamente recomendada por el autor de este artículo, “Dios viene primero” —mientras hacía un dos con su mano derecha— “y el football segundo” —dejando solo el índice extendido, indicando la verdadera jerarquía de este deporte—.

Aquellos que desconocen las reglas no ven más allá que puros trastazos sobre el terreno. El grueso velo del desconocimiento los hace perderse la gran belleza de un juego que no por gusto resulta apasionante, adictivo y una trampa infranqueable para casi todo aquel que comienza a comprenderlo y seguirlo. Más allá de que el reglamento prohíbe golpes como los del boxeo y que solo se admite taclear al rival por zonas específicas, sí se dan y duro. Los impactos en la National Football League (NFL), principal torneo a nivel mundial, son comparados con choques de automóviles.

Casi desde el surgimiento de este juego en el siglo XIX, derivado del rugby, encontró muchos fanáticos —principalmente a nivel universitario— y su popularidad se fue extendiendo hasta convertirse en un fenómeno nacional. Todos querían jugarlo, pero debido a sus características resultaba un poco difícil salir ileso de un juego entre compañeros, puramente amateur, de entretenimiento, y sin ninguna protección. Más complicado aún resultaba para los militares, quienes querían, por supuesto, practicarlo en su tiempo libre, pero era complejo marchar tiempo después a un combate con el cuerpo bastante “molido” por los golpes de sus compatriotas durante el juego.

Nacimiento de un juego
Personalmente practico esta variante del juego, y cuando me preguntan qué es, respondo que una simplificación del fútbol americano. Algo así como el béisbol five de la pelota, el tres contra tres del fútbol 11 o de la variante original del baloncesto.

Flag football_infografía
Infografía: Ricardo Valdivia

Existe más de una versión, pero la más difundida cuenta que durante la preparación de los militares asentados en Fort Meade, Maryland, de cara a la Segunda Guerra Mundial, surgió una idea que daría forma a una derivación del juego de las yardas. Fue en 1940 que los soldados acordaron ponerse unos flags (banderas) en sus cintos para que sus rivales tiraran de él, acción que equivalía a ser tacleados. Aquella idea significó el surgimiento del flag fútbol.

El juego creado por los reclutas comenzó a expandirse al finalizar la guerra. Los hombres que habían servido en el ejército regresaron a casa con muchos recuerdos y marcas de la guerra, pero también con esta variante del popular deporte que podían practicar todos.

El catalizador en su expansión, al igual que con su deporte de origen, fueron los campus universitarios. En 1970 se creó en la Universidad de Nueva Orleans el primer torneo de flag fútbol entre universidades. El éxito del evento fue instantáneo y evolucionó hasta convertirse en lo que es hoy: el Campeonato Nacional de Flag Fútbol Colegial. Fue tal el arraigo entre los estudiantes que una vez graduados quisieron continuar su práctica, así que surgieron ligas por todo los Estados Unidos. Se estima que actualmente existen alrededor de 20 millones de practicantes de flag en el territorio norteño, afiliados a algún torneo.

Niños jugando flag football
El flag se puede jugar en variantes mixtas, donde los integrantes de los equipos pueden ser tanto del sexo femenino como masculino. Foto tomada de Monroe Woodbury Pop Warner

Es muy posible que, a través de estudiantes, igualmente llegara a Latinoamérica. Se le llama tochito en algunas regiones, como en México, donde existe una gran tradición de fútbol americano y por supuesto de flag. Hoy en día prácticamente en todos los países al sur del Río Bravo, existe algún torneo.

También es muy notable la fuerza que ha ganado entre las mujeres, sobre todo a nivel universitario y en las modalidades de cinco y de siete jugadores. Durante los últimos años esta disciplina ha logrado cautivar a un gran grupo de damas, como pocos deportes lo han conseguido. La región de Centroamérica ha tenido un gran auge sobre todo en Panamá y México, sin contar en Norteamérica donde tiene mucho más arraigo. Actualmente existe un torneo mundial donde participan equipos de todo el planeta en la modalidad de cinco contra cinco.

flag football
Uno de los muchos campeonatos organizados en tierras norteñas agrupa a jugadores univarsitarios o profesionales en algún momento, que ya abandonaron la práctica organizada del football. Foto tomada de IndyStar

Reglas básicas
¿Pero cómo se juega este winrar de fútbol americano? El objetivo en el flag fútbol, es llegar hasta la zona final del equipo rival, ya sea acarreando el balón o recibiendo un pase lanzado, generalmente, por el quarterback. Se juega con el mismo balón ovoidal que su deporte de origen. Los flags, son “tiras” pegadas a un cinto a ambos lados de la cadera que serán jaladas por los rivales para detener al jugador con el balón. En el punto del terreno donde se produce el “tacleo”, se da por concluida la jugada y se toma como punto de partida para el siguiente down (oportunidad). Para avanzar con la pelota hasta la mitad del terreno se tienen cuatro downs, si se llega a esta o se sobrepasa, son cuatro chances más del conjunto a la ofensiva para continuar atacando y anotar.

Las dimensiones de los terrenos varían en dependencia de la cantidad de jugadores por equipo. En el reglamento de la Federación Internacional de Fútbol Americano (IFAF), por sus siglas en inglés, que promueve la variante de cinco contra cinco, se plantea que la longitud de la cancha —excluyendo las zonas finales o zonas de anotación— puede ser de 40 yardas mínimo, y 60 yardas máximo. Las zonas finales tendrán una longitud de ocho a diez yardas y el ancho puede ser de 20 como mínimo y de 30 como máximo.

Las anotaciones en el flag son iguales que en su hermano mayor: un touchdown son seis puntos y da derecho a una conversión. En este caso es una jugada a cinco yardas de la zona final, que otorga un punto, o a 12 yardas, dos puntos. La otra anotación es cuando se le retira algún flag al quarterback rival estando dentro de su zona final, conocida como safety, concede dos puntos al equipo que lo realiza.

Flag criollo
En Cuba el primer referente que existe de la práctica del juego es a inicios de los 2000. Iniciada por Carlos Pérez Barceló —colaborador en la práctica del rugby en La Habana— que siendo fanático del fútbol americano, conoció de esta variante. En octubre de 2002, junto a un grupo de jóvenes a los que enseñó las reglas del flag, comenzó a jugarlo como pasatiempo en los terrenos de la Ciudad Deportiva.

Equipo de los Espartanos, LCFF
Parte del equipo de los Espartanos, uno de los cinco conjuntos de la LCFF. Foto cortesía del autor

Así como cautivó en otras tierras, el flag ha logrado encontrar en varios jóvenes cubanos un hogar donde crecer. Actualmente existe una Liga Cubana de Flag Football (LCFF), torneo en el que participan cinco conjuntos de la capital. Más allá de las necesidades de implementos, que resultan complicado adquirir, la invención y las ganas de jugar dejan todos los obstáculos a un lado. Con flags artesanales en la mayoría de los casos y con mucho corazón se mantiene este torneo amateur que persigue popularizar el deporte en nuestro país: jalando la bandera a la cubana.

Nosotros

¿Qué hacemos?

Abordamos los más diversos temas deportivos, sin distinción de disciplinas ni público. Nuestra meta es complacer a todos los amantes de la actividad física.

¿Cómo contactarnos?
Mediante nuestro correo o nuestras redes sociales, haznos saber tus opiniones y preferencias. Es importante para nosotros hacerte llegar una publicación justo a tu medida.