Cargando

Siete décadas de pasión sobre ruedas

16 marzo, 2020 | Alejandro M. Abadía Torres

El año en que la Fórmula 1 cumple 70 años, bien vale la pena hacer un pequeño recorrido por su historia

70 años de F1
70 años de F1 Foto: Score Magazine

Dentro de poco tiempo han de prenderse las luminarias en las pistas, el semáforo dará la luz verde, los bólidos saldrán a toda velocidad y así comenzará una nueva temporada de la Fórmula 1. Casi 500 millones de personas en todo el mundo seguirán las incidencias de la categoría reina del automovilismo, con ansiedad y ganas de contemplar un verdadero espectáculo sobre ruedas. Para cualquier piloto de carreras constituye todo un sueño poder conducir un monoplaza, defender los colores de alguna escudería o llegar a la meta y hacer ondear la bandera a cuadros.

Adrenalina por todas partes, neumáticos quemados, equipos enteros en función de sus pilotos, pendientes de no cometer ningún error. Así transcurrirán los días venideros cada vez que el calendario marque una parada del Campeonato Mundial de Fórmula 1. La pasión es monumental y perder no está en los planes de nadie.

Y es que la afición por las carreras surgió casi al unísono con la invención del automóvil; incluso, los más jocosos, sostienen en evidente tono humorístico, que al día siguiente de que Carl Benz ideara su vehículo, este lo probó en una carrera. Pero dejando a un lado la sátira, lo que sí es real es que la F1 cuenta con 70 años de una rica historia que nació gracias a la necesidad del ser humano de ir siempre al extremo de sus posibilidades, de querer adelantarse al tiempo.

Oficialmente la primera arrancada se dio el sábado 13 de mayo de 1950 en el Circuito de Silverstone, Reino Unido. Ante la presencia de la crema y nata de la sociedad europea de aquel entonces, 21 coches tomaron lugar en la parrilla de salida para dejar inaugurado el primer Gran Premio en la historia de la F1.

La primera arrancada se dio el sábado 13 de mayo de 1950
en el Circuito de Silverstone, Reino Unido. Foto: Taringa

Desde mucho antes se intentó aunar labores en busca de un torneo élite que agrupara lo mejor del automovilismo y algo de eso se venía haciendo en Francia hacia finales del siglo XIX. Aquel certamen llevaba por nombre Grand Prix Motor Racing y está considerado el antecedente de lo que vendría después en el mundo de las carreras. Los competidores sólo iban de una ciudad a otra por caminos escabrosos, pues no contaban con una pista que tuviera las condiciones para correr.

A comienzos del siglo XX, James Gordon Bennett Jr., propietario de dos periódicos parisinos, instituyó la Copa Gordon Bennett de Carreras de Autosen Europa, para la cual convocó a contendientes de todo el mundo. Cuatro años después, en Estados Unidos el millonario William Kissam Vanderbilt fundó en la ciudad de Nueva York la Copa Vanderbilt. Si bien dichos torneos presentaban similitudes en cuanto al objetivo de los mismos, cabe señalar que las reglas de la competición variaban para cada país.

Poco a poco, naciones como Francia, Bélgica, España o Italia comenzaron a desarrollar sus propios Grandes Premios, que, si bien permitían la inclusión de pilotos foráneos, poco pudieron lograr en pos de desarrollar un circuito global como lo conocemos hoy en día. El hecho de que hacia la primera mitad del pasado siglo no se concretara, responde al profundo nacionalismo reinante en nuestro planeta por aquellos años. Nada, que cada uno halaba para su mano.

Durante 1924 llegó por fin al acuerdo de fundar un ente que regulara y aunara, de cierta forma, al mundo de las carreras, es así como surge la Asociación Internacional de Clubes de Automóviles Reconocidos (AIACR, por sus siglas en inglés), cuyo propósito consistía en establecer normas específicas y generalizadoras para los Grandes Premios existentes, basadas en el tamaño del motor y peso del vehículo. Sin embargo, estas ordenanzas dejaron de tenerse en cuenta hacia 1928 y, a partir de ahí, comenzó la llamada etapa de la “Fórmula Libre”.

Luego de que el mundo librara en 1945 la batalla contra el nazismo, comenzaron las gestiones para rescatar la AIACR, la misma se reorganizó y en 1947 pasó a llamarse Federación Internacional de Automovilismo (FIA), denominación que mantiene en la actualidad. A finales de la temporada de 1949 se anunciaba para el siguiente año, de una vez y por todas, el establecimiento de un torneo único mediante la unión de los Grandes Premios que se corrían en la época. Había nacido el Campeonato Mundial.

Todo comenzó en Silverstone, como adelantábamos anteriormente, el 13 de mayo de 1950. El ganador de aquella primera carrera fue el italiano Giuseppe Farina a bordo de un Alfa Romeo y su compañero de equipo, Juan Manuel Fangio, llegaría en segundo lugar a la meta.

Los fabricantes italianos, como el propio Alfa Romeo, Ferrari, y Maserati dominaron en los primeros años y llenaron sus vitrinas de gloria. Precisamente Farina no solo ganaría la primera carrera, sino el primer Mundial. Fangio, por su parte, ganaría al año siguiente el primero de sus cinco campeonatos, todos con escuderías diferentes.

Como todo lo que empieza, al certamen le costó consolidarse al principio, pero el desarrollo tecnológico que se iba alcanzando en los vehículos posibilitó ciertas mejoras: motor trasero, alerones, cascos más seguros y chasis más sólidos y ligeros a la vez (gracias al uso de la fibra de carbono). Siempre estableciendo como prioridad número uno la seguridad de los competidores, a pesar de que no pocos pilotos han perdido sus vidas tras el volante.

Bernie Ecclestone. Foto: Okdiario

En cuanto a su gestión y comercialización, a principios de 1970, Bernie Ecclestone reorientó los derechos comerciales de la F1, convirtiendo a este deporte en un negocio global bastante lucrativo. A partir de entonces, los equipos con mayor inversión comenzaron a tomar la delantera sobre los de menos capacidad financiera, estableciendo una brecha que empaña, de alguna manera, el espectáculo que comenzó como una férrea pelea por demostrar quién era el más veloz.

Lo cierto es que el dinamismo y la expectación se han mantenido a lo largo de estos setenta años donde no faltan las sorpresas, las rivalidades, la fanaticada y su amor por las escuderías. Siete décadas en las que hemos disfrutado las habilidades de una lista que incluye a millares de pilotos, imposibles de nombrar en estas líneas. Así que continuemos, continuemos con esta pasión ahora que la vida nos regala una nueva oportunidad de vivir las carreras como nunca antes, desde cualquier rincón del globo.

10 momentos importantes en la historia de la F1
Diseño: Dary Steyners / Fuentes: F1, FIA y Motorsport

Nosotros

¿Qué hacemos?

Abordamos los más diversos temas deportivos, sin distinción de disciplinas ni público. Nuestra meta es complacer a todos los amantes de la actividad física.

¿Cómo contactarnos?
Mediante nuestro correo o nuestras redes sociales, haznos saber tus opiniones y preferencias. Es importante para nosotros hacerte llegar una publicación justo a tu medida.