Cargando

Yoana Calderón, el rostro femenino del futbol cubano

30 julio, 2020 | Darien Medina Bonilla

La joven futbolista, quien fue junto a Yarisleidis Mena la mejor jugadora del 2019 en Cuba, se convirtieron en las dos primeras en obtener un contrato en el exterior, dentro de la naciente Liga Femenina de Fútbol en República Dominicana con el Bob Soccer.

Yoana Calderón enla selección del Bob Soccer.
Yoana Calderón enla selección del Bob Soccer. Foto: Perfil de Instagram del equipo

El fútbol para mujeres en Cuba se mueve alejado de todo reflector mediático, y tal vez de un pequeño olvido que trata de desechar el sueño y la pasión de muchas mujeres que tienen fuera de la cancha varios desafíos, entre ellos, esa necesidad de que se les otorgue el mismo valor que a la selección masculina. Desde dentro, ellas saben que se puede hacer mucho más.

Yoana Calderón es el rostro femenino del futbol cubano, la chica artemiseña el pasado año se llevó el galardón de la mejor jugadora del 2019 en Cuba y junto con Yarisleidis Mena se convirtieron en las dos primeras en obtener un contrato en el exterior, dentro de la naciente Liga Femenina de Fútbol en República Dominicana (Ligafemdo) con el Bob Soccer.

La villaclareña Yarisleidis Mena y la artemiseña Yoana Calderón se convertirán en las primeras futbolistas cubanas en…

Posted by Fútbolxdentro – Cuba on Friday, January 10, 2020

Para alguien que el fútbol es su vida, cada palabra merece una particular atención. Tiene en la jugadora brasileña Marta, su principal referente, se identifica por muchos aspectos de su vida a los que ella ha tenido que enfrentar de la misma manera. Su familia siempre ha estado ahí.

“Lo más importante que tengo en mi vida es mi mamá, siempre creyó en mí y me apoyó a pesar de todo, gracias a ella soy la mujer que soy, mi familia es un pilar importante. Tengo que agradecerle a mi hermana, mis sobrinos que son lo más bonito de mi vida, mi niña es lo mejor que me ha podido pasar, la amo con todo mi corazón gracias a todos por confiar en mí y por siempre estar ahí”.

Yoana, antes de llegar al futbol, fue una corredora veloz en el atletismo. Logró participar en varias competencias municipales. “En una de ellas, en la final si mal no recuerdo, se me acerco el comisionado provincial para hablar conmigo por si estaba interesada de entrar en la EIDE. Le dije que no, solo competía porque me gustaba, no quería estar en una escuela de deporte, estuve compitiendo un tiempo y lo dejé”.

Posteriormente le llegaría el turno al baloncesto, luego al voleibol, y el continuo acercamiento de los máximos responsables de estos deportes intentando convencerla de su entrada a la EIDE, nunca lo lograrían. Le faltaba todavía una breve estancia por el softbol, una competencia en Pinar del Río y luego, le llegaría el turno al fútbol.

“No recuerdo bien la primera vez que lo jugué, fue terminando el sexto grado en la escuela Grandes Alameda en la asignatura de Educación Física y me gustó. Mis amiguitos me motivaron para que me apuntara y como me gustó comencé a ir por las tardes y empecé a entrenar con Ángel María Suárez. Jugaba con los varones porque no había equipo femenino, participé en todas las provinciales de mi categoría con ellos”.

Cuando cursaba el octavo grado, viaja a La Habana junto a su entrenador para que le realizaran las pruebas con vista a su entrada a la EIDE. Días después, recibe la llamada de confirmación. Finalmente comenzaba a disfrutar de lo que verdaderamente le gustaba.

“No sé si le puede llamar suerte, nunca me enfrenté a códigos machistas, al contrario, todos mis amigos me apoyaban y siempre confiaron en mí, gracias a Dios nunca se opusieron a mi carrera, me ayudaron a ser cada día más fuerte para ser quien soy hoy”.

¿Cómo fue transcurriendo tu primera etapa dentro del deporte?
“Debido a que en Artemisa no había EIDE me llevan para el Cotorro, ahí estuve unos meses, después me llaman para el equipo nacional. Esa etapa para mí fue la mejor, pasé buenos momentos, conocí a mucha gente. Son recuerdos que nunca olvidaré. Estando en la escuela participé en varios campeonatos nacionales donde quedamos campeonas en todos si la memoria no me falla”.

Haces tu entrada en el 2009 a la selección nacional. ¿Cuáles han sido los momentos que más te han marcado?
“Entré a la selección sub 20 en el 2009. Participé en muchas competiciones de la misma hasta el 2012, ya en ese año pasé a la selección de mayores. De manera positiva lo que más me marcó fue el respeto, la unidad y el cariño de los entrenadores hacia nosotras, y de manera negativa, la diferencia entre las hembras y los varones, creo que nos deben tratar por igual, porque somos una familia”.

¿Crees que el fútbol femenino en Cuba esté recibiendo la atención qué necesita para su desarrollo?
“No la estamos recibiendo, faltan algunos aspectos en los que tenemos que mejorar, como la atención a las atletas teniendo en cuenta que somos mujeres y que muchas veces no hay buena alimentación, al igual que los uniformes son los mismos que el de los equipos masculinos y por supuesto, los topes internacionales, que es lo principal para obtener buenos resultados y mejoramiento de cualquier deporte en general. Mi opinión es que deben de ponerle un poquito más de interés al femenino para así tener resultados positivos”.

¿A tu consideración, en qué aspectos crees que se deba trabajar y cambiar para lograr un mayor impulso de este deporte?
“Creo que deben de cambiar varias cosas para así lograr una liga como debe ser. Primero que todo estabilizar la competencia, ya que en ocasiones se posponen y muchas veces ni se desarrollan. Mejorar la alimentación y el hospedaje pues la mayoría de las veces no es el más adecuado y muy importante, aumentar la cantidad de juegos, eso es algo vital, ya que mejoramos en lo individual y en lo colectivo”.

¿Cómo se logró materializar esta oportunidad de la contratación?  
“Estamos muy agradecidas por ser las primeras futbolistas cubanas contratadas en el exterior y esperamos que pronto se sumen más muchachas a nosotras.

Se logró a través de la Asociación de Fútbol de Cuba, la Federación Dominicana, el Inder y el club, muy importante el esfuerzo realizado por todas las partes implicadas para que se lograra, ya que es con el objetivo de aumentar el nivel del fútbol femenino en Cuba

View this post on Instagram

Bob Soccer School

A post shared by Bob Soccer School (@bobsoccerofficial) on

¿Cómo ha sido tu proceso de adaptación y en general esta experiencia?
La adaptación ha sido fácil debido a que es un país muy parecido a Cuba en muchos aspectos pero el fundamental ha sido el idioma, ya dentro del club somos como una familia donde existe un mismo propósito para todas las féminas y eso nos ha ayudado mucho, la alimentación y hospedaje es muy bueno. En sentido general nos sentimos como en Cuba aunque siempre se extraña.

No existe mucha diferencia en la metodología de trabajo, claro ayuda mucho la presencia del técnico cubano Rufino Sotolongo con el cuál estoy en el deporte desde las categorías tempranas y esto nos ayuda mucho porque ya nos conoce, tenemos buenas relaciones con el jefe del club el cuál se preocupa mucho por todas nosotras.

Estamos ubicadas en el 1er lugar del torneo (18 puntos) he participado en tres partidos en los que he jugado todas de regular con siete goles a mi cuenta y reiteró el trabajo realizado por el técnico Rufino Sotolongo ha sido vital, es a mi modesta opinión uno de los entrenadores más completos de la disciplina en Cuba, parte de los resultados alcanzados tienen su nombre.

La pandemia nos ha afectado a todos y ha sido un período difícil. ¿Cómo ha transitado esta etapa de su vida?
Nos hemos mantenido en total aislamiento en todas las etapas mucha preocupación por el jefe del club y los técnicos cubanos así como cumpliendo a cabalidad las medidas higiénico sanitarias ya que escuchamos mucho lo orientado por nuestro país, nos mantenemos entrenando con ejercicios naturales y en gimnasio que tenemos la oportunidad de tenerlo en el hotel donde estamos hospedadas por lo que no podemos decir que hemos pasado trabajo en sobrellevar la pandemia ya que la preparación nos ocupa mucho tiempo en el transcurso del día.

El pasado año fuiste seleccionada como la mejor jugadora del país. ¿Cuáles son esos sueños que todavía persigues?
Estoy muy agradecida por haber recibido este premio. Mis aspiraciones seguir creciendo como jugadora, ayudar a mi club a obtener el título y seguir representando a Cuba con la selección nacional, jugar al más alto nivel del fútbol femenino y llegar a participar en un mundial. Lucharé para alcanzarlos, espero que se me hagan realidad.

Nosotros

¿Qué hacemos?

Abordamos los más diversos temas deportivos, sin distinción de disciplinas ni público. Nuestra meta es complacer a todos los amantes de la actividad física.

¿Cómo contactarnos?
Mediante nuestro correo o nuestras redes sociales, haznos saber tus opiniones y preferencias. Es importante para nosotros hacerte llegar una publicación justo a tu medida.